Pather Panchali – Satyajit Ray (1955)

No haber visto el cine de Ray significa existir en el mundo sin haber visto el sol o la luna, A. Kurosawa. 

A pesar de que la India es la mayor productora de cine mundial, de la fascinación que ejerce sobre occidente (vid. “The river”, J.Renoir, 1951; “India”, R. Rosellini, 1959 y “L’Inde fantome” o “Calcutta”, L.Malle, 1969), de que en los últimos años se ha distribuido esporádicamente cine indio (“Lagaan”, A.Gowariker, 2001; “Maqbool”, V. Bharadwaj, 2003), así como obras de cineastas de origen indio (M.Nair, D.Mehta, G.Chadha), pertenecientes generalmente a la diáspora, o bien de tema indio (D.Lean, I.Merchant), y de la recepción del fenómeno pop de bollywood, la filmografía del gigante asiático sigue siendo una de las más desconocidas y lejanas para occidente (y ya sabemos que lo que en occidente se ignora permanece al margen de lo “canónico”). Por lo tanto, que el cine de Ray continúe postergado, y en particular la trilogía de Apu, no resulta sorprendente; y ello a pesar de que Pather Panchali es una de las mejores y más conmovedoras obras de la historia del cine; y aún hoy, en este mundo que poco o nada tiene que ver con aquél en el que se rodó, sigue resultando una película de absoluta referencia e indiscutible vigencia.

Apu - Subir Bannerjee

 

En la concepción, realización y posterior distribución del film confluyeron una sucesión de felices coincidencias que finalmente permitieron que viera la luz: el encuentro de S. Ray con J.Renoir, al que acompañó cuando aquél se trasladó a la India en busca de localizaciones para el rodaje de su película El río, (el director de fotografía Subatra Mitra seguía el rodaje a diario, e incluso se cuenta que Claude Renoir consultaba con él sus notas sobre la iluminación del set); el descubrimiento por el director, durante un viaje a Londres, de la obra de V. De Sica; la persistencia en sacar adelante la película para la que invirtió el tiempo y el dinero que le dejaba su trabajo habitual, llegando para ello a sacrificar las joyas de su mujer. Incluso, para que Pather Panchali fuera exhibida fuera de la India fueron determinantes las oportunas visitas al país del responsable del MOMA y la del director estadounidense J.Huston cuando fue a la búsqueda de localizaciones para la que en el futuro sería El hombre que pudo reinar, (1975).

En cualquier caso, el film tiene aún más mérito si consideramos que suponía la primera incursión de Ray en el cine. A pesar de su desconocimiento de los rudimentos cinematográficos, se empeñó con ahínco durante tres años en sacar adelante este proyecto. Pretendía rodar un argumento realista, basado en un libro bengalí muy popular (del que años antes había hecho una versión ilustrada), situado en el medio rural, (Ray era un urbanita nato), rodado en exteriores, empleando actores no profesionales y con un presupuesto escaso. Todo ello en absoluta contradicción con los cánones vigentes en el cine indio (melodramas desbordados y de factura formal hollywoodiense), de ahí que no obtuviese financiación privada alguna.

Pather - Chunibala Devi y Karuna Bannerjee

 

Ray supo componer con maestría una sinfonía humana, un canto a la patria del hombre (la infancia según Rilke) y al devenir de la vida, con resonancias propias del neorrealismo italiano, (El limpiabotas, 1946; El ladrón de bicicletas, 1948; Umberto D, 1952; La terra trema, 1948), y del cine del maestro J.Renoir, e incluso emparentado con el cine de R. Rosellini y R.Flaherty, (Nanuk, 1922; Moana, 1926).

Las imágenes, dotadas de un vigor y hálito lírico indudable, fluyen pausada, pero inexorablemente, al ritmo de los ragas compuestos por el maestro Ravi Shankar, reflejando la existencia de la familia protagonista, de forma que al finalizar la proyección, si bien hemos sido testigos del drama de la pobreza en el medio rural, de la emigración y la dureza de la condición femenina; también, paralelamente, hemos asistido al fin de la inocencia y al paso a la madurez de Apu. No obstante, ante nuestros ojos no ha discurrido otra cosa sino la vida misma, con toda su injusta crueldad, pero también con toda su innegable belleza. Una vida que transcurre marcada por la naturaleza y lo cotidiano, subordinada a las estaciones y a los azares y dramas propios de la existencia, simbolizada a través de los ineludibles binomios vitales (alegría-tristeza, placer-dolor, risa-llanto, vida-muerte..). A este estado de gracia contribuye el buen hacer de Ray con el acierto contenido de sus planos, el simbolismo de sus imágenes, (la lluvia, la noche, el agua), mostrando a sus protagonistas de forma sintética, serena y con el mínimo artificio formal; cuidando el detalle y la puesta en escena, siempre en concordancia con el medio austero en el que viven sus protagonistas y el latir del mundo en general, eludiendo, a pesar de las desgracias que padecen, recurrir al sentimentalismo ramplón; la pasmosa naturalidad de las interpretaciones, veraces, contenidas, sencillas y profundas, (es asombrosa la complicidad entre Durga y Apu), todo ello envuelto por el realismo de las situaciones y el entorno, gracias al rodaje en escenarios naturales, la excelente fotografía de S.Mitra y el montaje de D. Dutta.

En definitiva, al plasmar  relaciones y reacciones humanas, sentimientos de calado y comprensión universal estamos en presencia de un verdadero y deslumbrante canto a la vida con todas sus consecuencias, brillante y brutal, como la vida misma.

———————————–

India, 1955, 120 min. Título original: Pather Panchali. Director: Satyajit Ray. Guión: Satyajit Ray de la novela de Bibhutibhushan Bandyopadhyay. Productor: Gobierno de Bengala Occidental. Música: Padit Ravi Shankar. Fotografía: Subrata Mitra. Montaje: Dulal Dutta. Intérpretes: Kanu Bannerjee, Karuna Bannerjee, Subir Bannerjee, Uma Dasgupta, Runki Banerjee, Chunibala Devi, Aparna Devi.

Una respuesta a Pather Panchali – Satyajit Ray (1955)

  1. […] ejerció sobre él una influencia mayor; resulta imposible contemplar El río sin relacionarlo con Pather Panchali (Ray, 1955). A nadie se le escapa, a la vista de lo anterior, las coincidencias no sólo temáticas […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: