Sugerencias para el Festival Internacional de Cine de Las Palmas de G.C. 2008

El Festival de Cine de Las Palmas de G.C. vuelve -en esta ocasión más tempranero que de costumbre- por novena vez, fiel a su cita anual y, como va siendo habitual desde hace tres o cuatro ediciones, viene con un programa cargado de variadas y muy atractivas propuestas, apto para todo tipo de paladares.

Cartel IX edición

A pesar de los titubeos iniciales, y de la manifiesta falta de conexión con el público que padecía en su ubicación anterior, el Festival ha encontrado (insistiendo en una línea editorial valiente y arriesgada, no siempre de fácil digestión) tanto una senda propia, como su lugar en el (superabundante) panorama festivalero patrio; sorprendentemente, y a pesar de lo anterior, también ha concitado la respuesta entusiasta del público. No obstante, siendo cierto esto último, resulta incomprensible y desalentador comprobar como, tras el Festival, el público desiste del buen cine de forma que el resto del año esta ciudad padece la consabida plaga universal de estrenos anémicos y convencionales. La única explicación sería que, además de reunir a los “cinéfilos habituales”, felizmente habría conseguido generar a su alrededor una masa crítica, propia de los “fenómenos” de la actual constelación de “eventos culturales” imperdibles en la “sociedad del espectáculo”.

En cuanto a la programación de películas previstas para esta edición (ya se ha publicado el programa de mano), me permito sugerir:

En la sección oficial, con preponderancia de filmografías alejadas (sobre todo asiática), directores con carreras cortas y esencialmente desconocidos, toca arriesgarse y acudir con espíritu abierto y desprejuiciado; sin embargo, me atrevería a sugerir “Crime and punishment“, de Zhao Liang. Los únicos nombres conocidos son los del director de cine francés, A. Desplechin, que presenta “L’Aimée, Jia Zhangke, que fuera de concurso presenta el documental “Wuyong”, y, también fuera de concurso, el resultado del proyecto digital del Festival de Jeonju (junto al de Pusan, el más importante de Corea) correspondiente a su edición de 2007, “Memories“, con trabajos de Pedro Costa, Eugène Green y Harun Farocki.

Pedro Costa

En la sección informativa encontramos algunas de las películas más interesantes del Festival, bien por sus directores, Sandrine Bonaire, “Diary of the living dead” de G. A. Romero, o bien porque ya han pasado por otros festivales, como “La question humaine” de Nikolas Klotz en Gijón, “Ploy” de Pen-ek Ratanaruang, en San Sebastián, “El vuelo del globo rojo” del taiwanés Hou Hsiao Hsien, en Valladolid y “My Winnipeg“, de Guy Maddin, Berlín. Además de las mencionadas, tal vez lo más interesante -para los valientes- esté en la subsección denominada “Puntos calientes”, donde se recogen muestras variadas de filmografías emergentes, como la Malasia o la Filipina (con cuatro películas de Raya Martin y una del ganador del Lady Harimaguada 2006, Aureas Solito) y la Rumana -hoy de actualidad gracias a la estremecedora “4 meses, 3 semanas y 2 días“- (con películas como “La muerte del señor Lazarescu“, “12:08 Al este de Bucarest” y “Cómo celebré el fin del mundo“).

En las retrospectivas encontramos de todo, como en botica, sin embargo, varias comparten un denominador común, pues vienen a ahondar en los márgenes, en la zona gris conformada por el cine documental, el cine ensayo y el cine autobiográfico o exploratorio; así, la dedicada a Naomi Kawase, el “Direct cinema” y “Cineastas frente al espejo”, son sin duda las que, a priori, resultan más recomendables.

Naomi Kawase

La dedicada a la directora de cine japonés, Naomi Kawase, incluye su última película, premio del jurado en Cannes, “El bosque del luto“. Kawase es una de las directoras más originales, personales e influyentes del cine hoy en día y en su filmografía reúne tanto obras de ficción como autobiográficas.

En igualdad de condiciones con el anterior, por su trascendencia y la absoluta necesidad de su redescubrimiento, “Direct cinema” es un ciclo dedicado al cine inmediato, pegado a la realidad, que surgió ligado a la popularización de los equipos de grabación ligeros; aquí tendremos ocasión de contemplar incunables como “Gimme shelter” y “Don’t look back“, dedicadas a la gira norteamericana de los Rolling Stones -que acabó con un asesinato en el concierto de Altamont– y a la de Bob Dylan por el Reino Unido en 1965, respectivamente; clásicos de ayer, como “Shadows” (1959) de J. Cassavettes, de hoy, como “Rosetta” (1999), de los hermanos Dardenne, así como joyas de siempre -hoy desconocidas-, de Jean Rouch -antropólogo y pionero del “cinéma vérité”-, con su opus magna, dirigida junto a Edgar Morin, “Chronique d’un été“, de Jean Eustache, “La Rosiére de Pessac” (de la que hizo dos versiones, en 1968 y 1979), de Depardon, etc.

Cineastas frente al espejo” ofrece una selección de películas que, como su título indica, propone diferentes acercamientos que versan sobre la relación del autor/director con la cámara, en definitiva, variantes sobre el fenómeno de la autoexploración cinematográfica. Tendremos la oportunidad de contemplar obras de Jonas Mekas, (pope del cine experimental norteamericano, alma mater de la revista Film Culture), Philippe Garrel, la artista Sophie Calle, J.C. Rousseau, de nuevo de R. Depardon y de la presidenta del jurado del festival, Chantal Akerman.

Leopoldo Mará Panero

Finalmente, no podemos pasar por alto la sección “Reescrituras“, programada por la edición española de la revista Cahiers du Cinema, “un programa especial de once películas actuales que reescriben, revisan o rehacen otras anteriores, o diferentes géneros y estilos, y sobre las que buscan verter una nueva mirada-reflejo“, entre ellas films de Tsai Ming-Liang, Hou Hsiao Hsien, O. Assayas, A. Kaurismaki, G. Van Sant, un extracto de las “Histoire(s) du cinema” de J.L. Godard, y la prácticamente inédita “Unas fotos en la ciudad de Sylvia“, de J.L. Guerín; para un estudio en profundidad me remito a la separata que acompaña su número de febrero, que aún se encuentra en los kioskos. Tampoco, -al menos para el que no los conozca- la dedicada a la familia Panero, con las imprescindibles “El desencanto” (J.Chávarri, 1974) y “Después de tantos años” (R. Franco, 1994), así como los cortos que han surgido al hilo de estas películas o de los miembros de esta familia, sobre todo en torno al halo maldito del poeta novísimo Leopoldo María Panero. Para los espectadores con deseos de contemplar cine “clásico”, tanto la sección “Déjà vu“, dedicada a cineastas fallecidos el año pasado, como el Foro canario, nos brindan la oportunidad de ver películas de Bergman, Ousmane Sembène (padre del cine africano), Antonioni y las películas “galdosianas” de L.Buñuel.

Una respuesta a Sugerencias para el Festival Internacional de Cine de Las Palmas de G.C. 2008

  1. […] paso de los años, como era de esperar, le está sentando bien al Festival. Como dije en el post inaugural de la edición 2008, ha ido madurando y ha encontrado su lugar en el panorama festivalero nacional; así, se destaca […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: