Festival de cine de Las Palmas: De ruido y furor (1988) y Achilles and the tortoise (2008)

Por Amaury Santana

 

Cuentos morales

 

El cine también es un espacio para reflexionar sobre nuestros patrones de conducta y proponer soluciones. Terreno pantanoso por el que andar sin caer en el paternalismo. No es el caso del director francés Jean Claude Brisseau y del japonés Takeshi Kitano.

de-bruit-et-de-fureur

 

Bajo el tema de lo social, encontramos De ruido y furor dentro del ciclo Teenege Wildlife. Bruno es un adolescente que llega a los suburbios de París para vivir en casa de su madre. La continua ausencia materna y el entorno de violencia, marcarán la búsqueda del personaje de algún camino favorable por el que poder desarrollarse.

 

Jean Claude Brisseau se moverá en una moral de la salvación de tipo espiritual y liberal. Lejos de acusar al sistema de ser responsable de cualquier crisis social, su visión reafirmará el individualismo y a los agentes sociales: trabajo y la escuela para combatir la desestructuración de la persona. Desde una postura humanista, fija la responsabilidad de sus conflicto en cada uno y apela a la redención utilizando los mecanismo que hay a su alrededor.

 

Narrativamente, el filme articula dos planos: lo onírico y real. El protagonista escapará de su mundo a partir de estas ensoñaciones de elementos marcadamente surrealistas. El drama, potente durante toda la historia, terminará explotando en un final propio de una tragedia de Esquilo.

 

En la forma, naturalismo y sobriedad con evocaciones a autores como Fassbinder y Stroheim. Sorprendente también el fantástico uso de la profundidad de campo integrando diferentes acciones dentro del plano.

 

Suficientes elementos, en suma, como para que la obra no agote su lectura en un primer visionado.

achilles_the_tortoise

 

Dentro de la sección oficial pero fuera de concurso, Aquiles y la tortuga de Takeshi Kitano es la fábula que ridiculiza los empeños de su protagonista de convertirse en un artista de vanguardia. La insistencia de ser aceptado a cualquier precio centra el tema de fondo de esta comedia negra.

 

El sentido de humor cobra mayor protagonismo en la segunda parte de una trama que quizás se pierda en los excesos de lo absurdo. En cualquier caso, un ritmo ágil de una película inteligente que nos apunta a abandonar la búsqueda del amor fuera de nosotros mismos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: