Después de la boda (Efter brylluppet) – Susanne Bier (2006)

Por Las fieras de mis niñas

After the wedding poster

En una reciente entrevista, Susanne Bier confesaba que si, en un primer momento, su aventura con el cine comercial la fascinó por completo, sentía la necesidad de volver a la esencia del oficio de dirección: hacer una película por la historia, por los personajes, porque ellos son lo realmente interesante, porque sólo en ellos se encuentra aquello que conmoverá a los espectadores.

Las primeras secuencias de Después de la boda presentan justamente a un personaje que conmueve, entregado a una causa humanitaria en India, reticente a volver a esa Dinamarca que sólo ofrece “limosna” al Tercer Mundo. Pero, del mismo modo, con la reiteración de unos cálidos primerísimos planos en los que unos dedos acarician sensuales la piel, Susanne Bier introduce el elemento desestabilizador que lleva al espectador a intuir que, en realidad, hay que dejar que el contexto se difumine hasta que aparezcan las urdimbres de otro tejido bien distinto.

Susanne Bier por Jan Buus

Esta sensación no hace sino aumentar, gracias a un montaje eficaz donde esa linealidad del “telón de fondo” se quiebra con elipsis magníficamente dosificadas y con insertos que van cobrando su sentido a medida que avanza el film (la piel bajo las caricias, las flores marchitas, la mirada vidriosa de los animales disecados, una lágrima en una mejilla…). Y, poco a poco, la cámara se convierte en cómplice del espectador que desea mirar de cerca los rostros de esos escurridizos personajes. Personajes que esconden secretos, que descubren verdades, que se enfrentan, de golpe, a dilemas que quiebran el plácido transcurrir de sus vidas… porque, en efecto, lo que ocurre después de la boda cambiará sus vidas.

Las interpretaciones son realmente soberbias y el hecho de que la cámara sea implacable con los protagonistas, escudriñando sus gestos, sus miradas, sus emociones… sólo confirma su solvencia. Si el sutil lenguaje cinematográfico de la realizadora no estuviera a la altura de la intensa historia que narra, la película perdería toda credibilidad, convirtiéndose en un producto lacrimógeno, mil veces repetido. Es aquí donde aflora el talento de Susanne Bier para convencer, conmover y atrapar al espectador, acompañando los sentimientos de los personajes, ya sea el más terrible de los miedos o el más profundo amor y total entrega.

after the wedding

Se ha señalado que en Después de la boda el movimiento Dogma’95 se americaniza. Conviene no olvidar que este excelente melodrama optó al óscar a mejor película de habla no inglesa, que le fue arrebatado por La vida de los otros, de Florian Henckel von Donnersmarck. Ciertamente, la directora danesa aúna en su propuesta lo mejor de la estética Dogma, promovida por Lars von Trier y la narrativa más ágil y transparente del género norteamericano. El complejo ensamblaje es realizado con éxito y logra que se pueda hablar de una obra profunda, equilibrada y próxima a cualquier espectador.

No hay duda de que esta sólida película se articula sobre un potente eje vertebrador: el guión firmado por la propia realizadora y Anders Thomas Jensen, figura consagrada en la filmografía danesa, tanto en la escritura como en la dirección. Este guionista y realizador ganó un Oscar por el corto Valgaften en 1999 y dirigió su primer largo en 2000, Blinkende lygter. Algunos de sus guiones más afamados son: I Kina spiser de hunde (1999), Mifune (1999), Blinkende lygter (2000), Te quiero para siempre (2002), Wilbur se quiere suicidar (2002), Skagerrak (2003), y Rembrandt (2003).

Al trabajar juntos, Bier y Jensen reconocen el juego constante a la hora de construir las historias, en el que las reescrituras compartidas se convierten en el método de aproximación. En este caso, la trama se ordena en torno a tres ”confesiones” y otras tantas confidencias en que los protagonistas intentan esclarecer quiénes son o quiénes deben ser, qué pretenden o qué podrán hacer con el tiempo que queda, o asimilar unas emociones y sorpresas de difícil digestión. La historia exterior e interior avanza siempre por terreno seguro y con una fluidez narrativa asombrosa y cautivadora, siendo fieles a esa idea de que los personajes, una vez definidos, son los que deben guiar el desarrollo de la película.

Efterbryllup6202

Todos los actores, también los secundarios, realizan unas interpretaciones magistrales, contenidas aunque dejando entrever sentimientos genuinos y verdaderos. Los duros rasgos del rostro de Mads Mikkelsen no impiden que sus ojos trasmitan todo el dolor y la ira almacenados durante años, ni tampoco la ternura mostrada con los niños o con Anna. No es menor la sensación de autenticidad que trasmiten Sidse Babett Knudsen y Stine Fischer Christensen en sus papeles de madre e hija respectivamente, entre el desconcierto y el desamparo que las circunstancias les deparan, o la de un Rolf Lassgård que despliega toda la variedad de registros que el personaje paterno exige.

No le faltan escenas conmovedoras ni tampoco profundidad al abordar importantes cuestiones en torno a la paternidad y a la familia por adopción, a los afectos que nacen y a los que son traicionados, a los ideales y a los negocios, al tiempo pasado y al que queda por venir, a la enfermedad y la muerte. Por la pantalla desfilan personajes auténticos, con todos los matices y dilemas morales que la vida presenta. Entre ellos se tejen unas vigorosas y entrañables relaciones, de recriminación y perdón, de ruptura y consuelo, en que procuran evitarse el sufrimiento y preparar el día del después… La progresión dramática va pareja a la sensibilización hacia los problemas del otro, y la soledad deja paso a los lugares donde se encuentra afecto, mientras que la rabia o sorpresa se transforman en responsabilidad compartida, y los errores y segundas oportunidades se abren paso en una sociedad opulenta donde la familia no es protegida y donde las renuncias escasean.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: