Aquele querido mês de agosto (2008) – Miguel Gomes

Por Juan A. Miguel

Me interesaba el cine como experiencia colectiva, que la película fuera como una especie de juego de niños donde el placer de estar todos jugando terminara en la película, que la gente pudiera emocionarse y creer en este juego. Miguel Gomes.

Aquele querido mes de agosto

Moderna, popular, impredecible, divertida, lúcida, lúdica y conmovedora, son algunos de los adjetivos con los que el crítico Roger Alan Koza definió la última propuesta del joven director portugués Miguel Gomes. Yo me atrevería a decir que Koza puede haberse quedado corto en sus elogios, pues, en mi opinión (totalmente discutible, claro está), estamos ante una de las grandes obras de arte del siglo XXI.

La estructura de Aquele querido mês de agosto es desconcertante, en un principio parece una especie de documental sobre un pueblo del interior de Portugal en pleno verano, con sus personajes pintorescos, sus ceremonias religiosas, las verbenas y sus músicos amateur. En medio de esta filmación (un tanto deshilvanada a propósito), aparece el productor de la película y recrimina al director (Miguel Gomes) que no se está filmando lo que estaba en el guión. A partir de ese momento la película muta hacia una historia de amor entre dos adolescentes que tocan en una de las orquestas veraniegas. Una oscura historia familiar conspira contra la pareja.

Aquele querido mes de agosto 7

Gomes acude a encontrar la ficción (su ficción) en la realidad, incluyendo en el proceso de documentación (entrevistas, búsqueda de sonidos, localizaciones, discusiones…) elementos que luego serán convocados para integrarse en la ficción. El espectador contempla como se va “fabricando” la ficción y se construye el relato. Una vez que comienza la ficción, se produce también el desdoblamiento entre personas y personajes, puesto que son los mismos los que representan que los representados. Dicho de esta manera, parece complicado el proceso (más aún si no se ha visto la película), pero Gomes filma todo este proceso con una gran transparencia, transitando entre ficción y documental de una manera hasta ahora nunca vista. La mezcla entre el documental y la ficción es algo que se ha hecho varias veces (baste recordar las películas de Guerín, Serra o Lisandro Alonso, entre otros), pero Gomes lo lleva mucho más lejos y logra romper la barrera que separa uno y otro lado de la cámara, la distancia entre actores y personajes, la diferencia entre mitología y realidad y entre la música y el diálogo, como muy bien ha sabido apreciar el crítico argentino Quentin. Como el mismo Gomes ha dicho, todo esto no es más que un juego divertido y si nos dejamos llevar por su peculiar sentido del humor, apreciaremos y disfrutaremos de la libertad de géneros que propone el autor. La ironía, el juego y el ingenio son los tres pilares sobre los que se sostiene esta monumental obra.

Algún espectador, después del visionado de la película en el Festival de Las Palmas, sugirió el artificio como arma arrojadiza en su critica del film, siendo una de las razones del artificio, quizás la primordial, su capacidad para parecer verdad, para sugerir como auténtico algo que no es otra cosa que artificio. El artificio también padece una pasión enfermiza por la realidad.

Aquele querido mes de agosto - poster

Otro aspecto importante de la película son las canciones. Gomes ha comentado que le interesa registrar el imaginario de las canciones junto con la emoción del cantor, consiguiendo que en el plano aparezcan simultáneamente la cara del cantor y el registro de ése imaginario.

El crítico Mark Peranson dijo en la revista Cinemascope sobre esta película: Construida de forma orgánica y con una humildad asombrosa, Aquele querido mês de agosto muestra los elementos fantásticos y míticos presentes en el día a día, así como las realidades mundanas del rodaje, presentándolas como eslabones integrados en una interminable cadena de dominó y contra todos los pronósticos, no se encuentran. Como en la vida, las conexiones mágicas se doblan y se desdoblan en una serie de invisibles juegos de referencias.

La fluidez y gracia en las escenas es cosa aparte: La película es un tributo al cine y a la vida (el cine de Tati y el de João César Monteiro planean en gran parte del metraje), derribando la cada vez más tenue frontera entre la ficción y el documental, si es que hay alguna, como muy bien ha demostrado Miguel Gomes.

En una secuencia del film vemos un puente: un puente romano sobre el río Alva, desde el que se tira uno de los personajes. Desde cualquiera de las márgenes de ese puente se avista perfectamente la otra. Es que el río es siempre el mismo.

9 respuestas a Aquele querido mês de agosto (2008) – Miguel Gomes

  1. Andrew dice:

    Объясните, как Вам удается писать без орфографических ошибок?

  2. David dice:

    Hola.
    Se me escapó esta película que pasó el Festival de Las Palmas, como tantas otras. Pero me he puesto las pilas y ya está en la lanzadera esperando que mis dolores lumbares den permiso para darle al play, eso y el maldito tiempo que se evapora como un chiste.
    Salud!

  3. misteriosoobjetoalmediodia dice:

    Hola David,
    A mi también se me pasó (mucho donde elegir y pocas referencias) y, como tu, también he puesto remedio a semejante descuido; ahora mismo está esperando el momento propicio.
    No hace falta que te lo diga, y ya sé que el tiempo se escapa entre los dedos, pero si te apetece escribir algo, aquí tienes un hueco.

  4. Amaury Santana dice:

    Yo vi la película en el festival y me gustó mucho. Aunque coincido con todos los adjetivos con los que comienza el artículo no me pareció que fuera la joya de la corona del Festival (sigo sin quitarme de la cabeza aquella “The Yuri’s Day”).

    Lo que seduce de la película de Gomes es su apuesta creativa a nivel formal. Efectivamente, la peli es un constante juego entre realidad y ficción. Un entramado de líneas narrativas que lejos de atropellarse unas a otras crean metadiscursos sorprendentes e hilarantes.

    Sin embargo, ¿qué nos cuenta “Aquele querido mês de agosto”? ¿Es la historia de un equipo de rodaje que no logra acabar su película? ¿Es la historia de un pueblo de provincia detenido en su folclore? ¿O es la historia de dos jóvenes que se enamoran durante un verano?

    Sin duda la suma de todas ellas es lo que genera el relato. Porque en sí mismas, ninguna de estas tramas tiene entidad dramática suficiente para soportar la peli. Insisto en que es en ese juego de muñecas rusas entre las historias donde unas incluyen a otras en donde yo veo la magia de esta película y no tanto en su contenido narrativo. Pero es que el juego está muy bien planteado.

    Un juego formal brillante.

  5. David dice:

    Gracias por el ofrecimiento Misteriosoobjeto, cuando me libere un poco veré si tengo algo que ofrecer. Aún no he visto esta película, pero está esperando.
    saludos

  6. mimi dice:

    Quería obtener las canciones de la película, pero no sé cómo hacer.. Por favor ayuda-me. Gracias.

  7. David D. dice:

    Al fin visioné,escuché y disfruté esta obra. Coincido con Amaury en el juego formal bien planteado, pero opino que no hace falta que la historia tenga entidad dramática suficiente (o alguna) para que se soporte como obra. Incluso me molesta ese breve momento de entidad o intesidad dramática argumental entre el padre y la hija, para mí es un lunar en la obra, ya que todo lo demás parece caminar por otros derroteros, tanto formales como narrativos. La sensación final de humor flotante me parece maravillosa.
    Un saludo

  8. […] A las 16:00 la película que recomendamos es el primer largometraje de Miguel Gomes (el director de Aquele querido mes de agosto), A cara que mereces, y para los arriesgados, las películas de la sección informativa, Karaoke, […]

  9. […] Ben Rivers, y Tabu, del director portugués y viejo conocido, gracias a su Harimaguada de plata por Aquele querido mes de agosto, Miguel Gomes. Asimismo, también destacan obras premiadas en otros festivales como la película […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: