Festival de cine de Las Palmas 2010: Sugerencias día II

A las 16:00 la película que recomendamos es el primer largometraje de Miguel Gomes (el director de Aquele querido mes de agosto), A cara que mereces, y para los arriesgados, las películas de la sección informativa, Karaoke, de Chris Chong Chan y de la oficial, Contact high de M. Glawogger.

A las 18:30 se plantea una difícil elección al coincidir Irene, la última incursión en la autoexploración a través del diario filmado del director francés Alain Cavalier y la oportunidad de ver uno de los primeros largometrajes de Pedro Costa, Casa da lava.

En la sesión de las 20:30, Ne change rien, de nuevo Pedro Costa pero esta vez con su particular visión sobre la grabación del disco de la cantante Jean Balibar, The lesson of Faust del genio de la animación Jan Svankmajer y en el CICCA, Rock Hudson’s home movies de Rappaport.

El último pase tiene dos apuestas dispares pero igualmente atractivas, A religiosa portuguesa, de Eugène Green y Los rojos y los blancos, de Miklos Jancsó.

3 respuestas a Festival de cine de Las Palmas 2010: Sugerencias día II

  1. pentente dice:

    Muy recomendable Irène: por un lado, la aceptación definitiva del digital más democrático como material cinematográfico, y por otro lado, el cine casero (como deseo de guardar recuerdos personales) enfrentado a la muerte. Muy, muy recomendable.

  2. Pepote dice:

    Buuuff… Pentente… mal rollo !eh! Yo me levanté tras 1 hora de peli. Coincido con esta crítica de otro foro de cine:

    “Cámara en mano grabando sus estancias en cuartos de hotel y tomas estáticas de varios minutos mientras él suelta todo lo que tiene dentro. Estaba bien cuando contaba cosas de su mujer, pero la mayoría del tiempo eran divagaciones del colega que no me llevaron a ningun parte”.

    Saludos pa Calamidad.

  3. Misterioso objeto al mediodía dice:

    A mi Irene me ha parecido estupenda, continúa en la senda de Le filmeur, que fue con la que hace unos años conocí a Alain Cavalier y que me dejó extasiado. El equilibrio perfecto entre la economía de medios y el corazón puesto al desnudo. A medio camino entre el diario y la divagación autoreflexiva, ambas resultan la confirmación de que verdaderamente no hace falta nada extraordinario, únicamente talento, para hacer una obra honda, profunda y universal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: