La cita: Zygmunt Bauman

El asesinato en masa no es una invención moderna (…). No cabe duda de que el Holocausto fue un episodio más de la larga serie de intentos de asesinatos en masa y de la, no mucho más corta, serie de efectivos asesinatos en masa. Pero tiene unas características que no comparte con ninguno de los anteriores casos de genocidio. Estas características son las que merecen especial atención: tienen un aire claramente moderno. Su presencia indica que la modernidad contribuyó al Holocausto no ya por su propia debilidad e ineptitud, sino de una forma más directa. Indica que el papel de la civilización moderna en la incidencia y la comisión del Holocausto fue activa, no pasiva. Significa también que el Holocausto fue tanto un fracaso como un producto de la civilización moderna. De la misma manera que todas las cosas hechas al modo moderno (es decir, racional, planificada, científica, coordinada, y eficientemente administradas), el Holocausto superó y empequeñeció a todos sus posibles equivalentes premodernos dejándolos como primitivos, antieconómicos y poco efectivos. A la luz de las pautas que la sociedad moderna ha celebrado e institucionalizado, el Holocausto fue en todos sus aspectos un logro extraordinario. (…) los casos modernos de genocidio destacan por su magnitud (…). Esta no es, sin embargo, la única novedad más notable, es tan sólo una consecuencia de otras características más esenciales. El moderno asesinato en masa se distingue por la práctica ausencia de toda espontaneidad y por la incidencia de la planificación racional y calculada. Se caracteriza por la casi completa eliminación de la contingencia y la casualidad y por su autonomía frente a las emociones grupales y los motivos personales. Se distingue por su función fingida o marginal, disfrazada o decorativa, de movilización ideológica. Pero, ante todo, destaca por su intención.

(…) El genocidio moderno es diferente. El genocidio moderno es genocidio con un objetivo. Librarse del adversario ya no es un fin en sí mismo. Es el medio para conseguir el fin, una necesidad que proviene del objetivo final, un paso que hay que dar si se quiere llegar al final del camino. El fin es una grandiosa visión de una sociedad mejor y radicalmente diferente. El genocidio moderno es un ejercicio de ingeniería social, pensado para producir un orden social que se ajuste al modelo de la sociedad perfecta.

(…) Aunque el Holocausto es moderno, la modernidad no es Holocausto. El Holocausto es una consecuencia del impulso moderno hacia un mundo absolutamente diseñado y controlado pero una consecuencia que se produce cuando ese impulso se empieza a descontrolar y se expande desbocado.

(…) Cuando un poder absoluto capaz de monopolizar los instrumentos modernos de la acción racional se convierte al sueño modernista y cuando ese poder se libera de todo control social efectivo, entonces se produce el genocidio. Un genocidio moderno como el Holocausto.

Modernidad y Holocausto, Ed. Sequitur, 2010.

3 respuestas a La cita: Zygmunt Bauman

  1. Atlante7 dice:

    Del interesante artículo del enlace (link) sobre Modernidad y Holocausto, subrayaría su defensa de la capacidad crítica, y la diferenciación entre conciencia colectiva y conciencia individual… (Aunque no haya referencia expresa al poder del miedo para congelar las conciencias, neutralizar y paralizar cualquier intento de crítica o cuestionamiento).

    Aldous Huxley advirtió que “Quizá la más grande lección de la Historia es que nadie aprendió las lecciones de la Historia”. Esperamos que la humanidad busque siempre la mejor forma de aprender las lecciones de la Historia: prevenir el racismo, la xenofobia, la discriminación y la segregación.

    Saludos.

  2. Misterioso objeto al mediodía dice:

    Gracias por tu comentario, Atlante7. El caso es que, al hilo del conocido adagio goyesco que dice que “los sueños de la razón producen monstruos”, lo más estremecedor del libro de Bauman es la premisa de que el Holocausto sólo pudo tener lugar como tal, al margen de otros factores ciertos que también coadyuvaron, en el seno de la modernidad. Por eso no sólo se trata de prevenir el racismo o la xenofobia, hay que estar permanentemente en estado de alerta.

  3. erik wiesner dice:

    No me acuerdo de una cita de este personaje, que empieza así…. “hemos hecho menos de lo necesario…etc…etc…

    Si alguien la tiene mándenmela plis..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: