Festival de cine de Las Palmas 2011: Sugerencias día VII

Hoy en el pase matutino se proyectan las últimas películas (la alemana Das letzte schweigen y la argentina Somos nosotros) de la Sección oficial y, según manifiestan aquellos que se han preocupado de hacer un seguimiento diario y concienzudo de la misma, no parece que reine el entusiasmo ni la satisfacción, apenas dos o tres títulos descollan entre todas ellas.

La primera sesión de la tarde se abre con una difícil elección entre el set de documentales escogidos dentro del ciclo Memorias del mal (Mal de archivo), que incluye el clásico, pero no por ello menos necesario, Nuit et brouillard (Alain Resnais, 1955) y Respite (2007) la pieza realizada por el director alemán Harun Farocki para el proyecto de Jeonju 2007, y Une aventure de Billy the kid (1971), una de las extrañas oportunidades que se presentan (gracias al protagonismo de Jean-Pierre Léaud) de asistir a una proyección de su director, Luc Moullet, uno de los desconocidos outsiders de la Nouvelle vague, aquí en un imposible western à la française. No obstante, a las 16:00 también se proyecta el documental José e Pilar (Miguel Gonçalves Mendes, 2010), sobre el nobel portugués José Saramago y su mujer, Pilar del Río, que seguramente no defraudará al público.

A las 18:00 nos encontramos con la que tal vez sea la elección más complicada. Por un lado, destaca el pase de dos de las pocas películas de la Sección oficial que han conseguido concitar cierto interés en el público asistente: Jiabiangou, del director chino -más conocido por sus documentales- Wang Bing (basado en el libro de Yang Xianhui) que retrata de manera realista los campos de trabajo para sospechosos de disidencia en el desierto del Gobi durante la época maoísta; y Jean Gentil (Guzmán y Cárdenes, 2010), un film que se centra en los azares y tribulaciones de un emigrante haitiano de mediana edad, un profesor que no encuentra trabajo (protagonizado por él mismo), en la República Dominicana. Esta película, junto a El verano de Goliat (Nicolás Pereda, 2010), que se proyecta en el pase precedente, fue galardonada en la sección Horizontes de la Mostra de Venezia 2010. Además, se proyecta una de las obras más importantes del director frances Robert Bresson, Au hazard Balthasar (1966), así como S-21, La máquina roja de matar (Rithy Panh, 2008), el conocido y espeluznante documental sobre el terror desplegado por los jemeres rojos en Camboya. También, dentro de la retrospectiva Neo-noir, se exhibe la que, junto a Elígeme (Choose me, 1984), sea tal vez la película más conocida y el cénit profesional del director norteamericano Alan Rudolph, Inquietudes (Trouble in mind, 1985). Finalmente, en cuanto a la participación canaria, nos encontramos con la exhibición del catálogo institucional “Canarias en corto” y el último pase del documental Una luz en las islas (Miguel G. Morales, 2010), que tiene al crítico y escritor canario, uno de los fundadores de la imprescindible Gaceta de arte, Domingo Pérez Minik como objeto del mismo.

A las 20:30 también encontramos qué elegir, aunque en menor medidad que en el pase anterior. Tenemos la última proyección de La naissance de l’amour (1993), de Philippe Garrel, de quien, año a año, silenciosamente, el Festival parece que va desgranando a cuentagotas una filmografía tan personal como desconocida. El último film del director rumano, bien conocido por estos lares, Radu Muntean, Tuesday after Christmas (Marţi, după Crăciun, 2010), premiada en el Festival de Gijón; y Acto de primavera (1963) la reconstrucción de la pasión de Cristo en un pueblo, Curalha, a cargo del incombustible director luso Manoel de Oliveira. Además, repite en el primer bloque de cortos a competición de la Sección oficial Rosalinda, la participación del joven cineasta argentino Matías Piñeiro (también asiduo a este certamen) en el ómnibus del Jeonju Digital project de 2010; un compendio, por breve y esquemático, de las virtudes y defectos de su cine juguetón y juvenil.

En la última sesión se proyecta Aita (José María Orbe, 2010) una de las películas españolas que han provocado mayor interés -y también rechazo– del año pasado (está en la órbita -y provoca las mismas reacciones- que una de las películas incluídas en la Sección oficial, Ocaso), producida por la compañía de Luis Miñarro, también se pasa I hired a contract killer (1990), una de las escasas participaciones de Jean-Pierre Léaud durante los años noventa, esta vez con el cineasta finlandés Aki Kaurismaki, con quien ha vuelto a colaborar para su última película, y que parece de los pocos interesados en sacar al actor francés de su inconfundible rol antoinedoinelesco. Finalmente, se presenta fuera de programa la última obra dirigida por el presidente del jurado, Jerzy SkolimowskiEssential killing (2010), una coproducción europea protagonizada por el norteamericano Vicent Gallo y premiada en el último festival de Venecia.

7 respuestas a Festival de cine de Las Palmas 2011: Sugerencias día VII

  1. Jose María dice:

    Ví la película rumana y me decepcionó. De nuevo, un guión ralo, inexistente sin ideas. Básicamente: un tipo inexpresivo que tiene una mujer fea y una amante aún más fea y que sale en pelotas innecesariamente. Escenas largas, interpretaciones forzadas, diálogos poco realistas que no funcionan. La única que actúa bien es la niña. El tipo sufre al llevar esta doble vida y un buen día decide dejar a su mujer. Esto es todo. No es precisamnete desarrollo-nudo-desenlace. La escena de la ruptura está bien montada, tiene su drama. Particularmente ridícula es la escena inicial con la amante, de un erotismo como de los 70, con una mujer tan poco deseable y un fragor amoroso poco creíble. Uno sentía ganas de que la escena terminase de una vez. Esa chica de caderas anchas estaba sufriendo. Y al final, nada. Sin guión. Se buscan guionistas, razón: aquí.

  2. Pécuchet dice:

    ¿Y el tipo era también feo y poco deseable? Tiene usted un curioso criterio para juzgar las películas. Si quiere ver películas con mujeres guapas y deseables, Hollywood no le decepcionará.

    Y usted, es guapo y deseable?

    Saludos!

  3. Pécuchet dice:

    Yo creo que en la vida real mucha gente hace muchas cosas y que la etiqueta “amante fea” es excesivamente simplista para explicar a un ser humano o a un personaje de una película.

    No creo que el erotismo sea un privilegio exclusivo de los guapos ni que el amor o la atracción sean cuestiones meramente físicas. Lo “deseable”, por otro lado, me parece algo altamente subjetivo. Lo que sucede es que la industria cinematográfica nos ha impuesto que las mujeres de las películas siempre tienen que ser guapas, lo cuál, tendrá usted que admitir, tampoco se corresponde con la realidad.

    A lo mejor esta película rumana no pretende complacer, deleitar o entretener sino mostrar cuán mediocre, vacía y fea puede ser la vida.

    Saludos

  4. Pécuchet dice:

    El único motivo por el que yo he entrado en este intercambio comunicativo es para manifestar mi desacuerdo con los criterios que usted utiliza para juzgar la película.

    Por supuesto que todos preferimos y nos sentimos inclinados por naturaleza hacia la belleza. Pero eso no implica que la literatura y el cine tengan que recurrir siempre a protagonistas bellos. Es una visión simplista.

    Conozco todas las obras literarias que cita usted y le sugiero que relea con detenimiento las partes en las que esos personajes femeninos son descritos: todos ellos están llenos de matices y precisamente lo que caracteriza a las descripciones geniales de los clásicos es que evitan caer en esos “maniqueísmos” de la imagen y presentan a seres complejos en los que físico y personalidad se funden en un todo complejo y diverso. Le recuerdo por ejemplo que quien verdaderamente le hizo perder el juicio al protagonista de À la Recherche du Temps Perdu fue Albertine, una muchacha del montón cuyo atractivo descansaba en ser absolutamente inasible y hermética para el narrador. Igualmente, la primera vez que Swann vio a Odette, la encontró vulgar y olvidable. Luego no podía hacer otra cosa que pensar en ella. Y por lo que respecta a Sonia, la joven prostituta que lleva a Raskolnikoff a una de las redenciones morales más sublimes de la literatura, le sugiero que vuelva a leer Crimen y castigo: se trata de un personaje dulce, retraido y apocado, de una bondad y capacidad de sacrificio ilimitados…Una heroína de la generosidad humana. Le invito a citarme (aunque sea de memoria) donde aparecen las palabras que la describen como “bellísima”.

    Por lo demás, si no le importa, yo hablaré de lo que me plazca y si no le interesa, simplemente no me responda o no me lea.

    Lamento si se ha sentido usted insultado, no era mi intención ofenderle.

    Saludos

    • Pécuchet dice:

      No tiene mayor importancia, pero el pobre Pécuchet aquí no está enfrascado en un monólogo, sino que esto era originariamente un diálogo del que han sido suprimidas -ignoro por qué- tres intervenciones del otro participante.

  5. Pécuchet dice:

    En la misma línea ligera de antes -aunque ya nueve días después en los que reina el silencio-, me sorprende (y me intriga, I must confess) que en un blog de tanta calidad y rigor se supriman así comentarios de un debate sin explicaciones de ningún tipo por parte de la administración del mismo. Misterioso misterioso, ¿qué ha pasado aquí y por qué dejas a un visitante serio de tu blog así tirado?

    Saludos!

    • Misterioso objeto al mediodía dice:

      Estimado Pécuchet, aunque no ha sido mi intención, tienes toda la razón al sorprenderte por el silencio y por sentir que te he dejado tirado. Ante todo, te pido perdón por haberme dilatado en ofrecerte una cumplida explicación, pero lo cierto es que después de la escritura diaria durante el Festival me tomé unos días libres de tareas blogueras a lo que, posteriormente, se le han sumado unos inconvenientes e insperados problemas de índole técnico que han contribuido a alejarme del mundo virtual más de lo previsto. Espero que sepas comprenderlo y aceptes mis disculpas.

      En cuanto a lo que mencionas en tu comentario anterior (de 12 de abril) respecto a los comentarios suprimidos, sí que es cierto que no se ha tratado de un monólogo por tu parte, sino que en esta entrada he retirado tres intervenciones por petición expresa de su autor. Entiendo tu incomodidad y nuevamente te pido disculpas por lo que pueda haberte molestado/perjudicado. Espero que este “incidente” no suponga un obstáculo a futuras intervenciones por tu parte. Muchas gracias.
      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: