La imagen: la familia sacrílega (Los olvidados, Buñuel, 1950)

El sueño de Pedro en Los olvidados no sólo introduce un elemento onírico disonante en un relato de naturaleza realista (si bien estas disonancias salpican toda la película), de manera que se hace patente el sustrato edípico que late en la relación que mantiene con su madre (la ambigüedad pesadillesca del amor y el rechazo materno-filial), sino que con él Buñuel logra dibujar un subversivo y blasfemo reflejo invertido de la Sagrada familia: un niño caído, una madre cruel y un padre putativo caprichoso y maligno. Simultáneamente ejemplifica -desde lo onírico- el definitivo tránsito de la infancia a la madurez y condensa las líneas maestras que se dibujan a lo largo de toda la película: la familia como sede de toda corrupción y podredumbre, el latido de la carne, el abismo entre el mundo infantil y el de los adultos…

2 respuestas a La imagen: la familia sacrílega (Los olvidados, Buñuel, 1950)

  1. Esta escena del sueño de Pedro es sencillamente impresionante, y creo que lo que la hace tan impresionante es que en una sola pesadilla conviven el rechazo de una madre hacia su hijo y el peor enemigo del chico abusando de este. La peor de las pesadillas posible.

  2. Misterioso objeto al mediodía dice:

    Cierto, es casi la más primigenia de las pesadillas infantiles; mucho más si le sumamos el inframundo que habita “debajo de la cama”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: