Colaboración: Shangrila nº14-15 – Nicholas Ray

Con la excusa del centenario del nacimiento del cineasta Nicholas Ray (1911) por bandera y aprovechando el estreno en el último Festival de Venecia de la versión definitiva de su último largometraje, We can’t go home again, la Revista Shangrila se lanza al ruedo dedicándole un magnífico número doble al director norteamericano.

Aunque Misterioso objeto al mediodía participa en él con un artículo y esta circunstancia pueda poner en cuestión nuestra imparcialidad, entendemos que semejante alarde editorial debe ser no sólo elogiado sino celebrado. En estos tiempos en los que la dictadura de la novedad tiende a extender un sólido manto de amnesia sobre todo lo que huela a ‘pasado’, un trabajo como éste resulta una auténtica proeza tan osada como igualmente extraordinaria. Además, como ya se ha señalado, este ejemplar viene a colmar el clamoroso vacío editorial existente en España en torno a la figura y la obra de este imprescindible director reuniendo textos de Erice, Rancière, RosenbaumEisenschitz, Guarner o Marías, entre otros, con la pretensión, como se apunta en su sumario, de aportar “una mirada fragmentada e interdisciplinar” incitando a “recuperar la memoria del cine de Nicholas Ray desde una perspectiva actual. A pensar sus imágenes”.

Para dar una idea del contenido de la revista y de los participantes en la misma, a continuación publicamos el sumario completo de este número.

NICHOLAS RAY: NUNCA VOLVEREMOS A CASA – REVISTA SHANGRILA. DERIVAS Y FICCIONES APARTE Nº 14-15.

We Can’t Go Home Again / Víctor Erice – Pág: 9.

I.
¿Qué pasa cuando el cine ya no es Nicholas Ray? / Ángel Quintana – Pág: 12.
Dos o tres cosas que se de él. Lo que queda de Nicholas Ray / Ricardo Adalia – Pág: 20.
A propósito de La casa en la sombra (1952) / Pablo Llorca – Pág: 29.
El martirio de Nicholas Ray: tentativas hacia la obra final / Mariano Cruz – Pág: 31.

II.
We Can’t Go Home Again: salir de la caja / Susan Ray – Pág: 44.
En busca de Nicholas Ray / Jonathan Rosenbaum – Pág: 52.
Nunca volveremos a casa / Jos Oliver – Pág: 59.
Coda final. WCGHA / Jos Oliver – Pág: 67.
We Can’t Go Home Again. La experiencia del cine / Israel Paredes – Pág: 71.
Nicholas Ray. Volver a casa / Óscar Brox – Pág: 78.
Relámpago sobre el agua. La herida que no cesa / José Francisco Montero – Pág: 83.
Una luz cegadora en los límites de la representación. Algunas reflexiones en torno a Relámpago sobre el agua / Francisco Javier Gómez Tarín – Pág: 88.

III.
Nick’s Movies. La casa de la belleza y la convulsión / Toni D’Angela – Pág: 100.
Nicholas Ray, la antorcha / Miguel Marías – Pág: 122.
Como en un espejo / Víctor Erice – Pág: 127.
Las juventudes de Nicholas Ray / Roberto Amaba – Pág: 135.
Antihéroes rayanos: sacrificio contra el sueño americano / Jesús García Hermosa – Pág: 156.
Melodía interrumpida. Apuntes desordenados sobre el cine de Nicholas Ray / José Luis Guarner – Pág: 164.

IV.
El plano ausente: poética de Nicholas Ray / Jacques Rancière – Pág: 178.
La culpa, la palabra y el tiempo. Los amantes de la noche (They Live by Night, 1946) / Aarón Rodríguez Serrano – Pág: 189.
El amor en fuga / Mario Vitale – Pág: 197.
Nicholas Ray y las raíces del melodrama moderno / Nacho Cagiga – Pág: 206.
Alegoría de un western romántico – Johnny Guitar (1954) / Pablo Ferrando García – Pág: 214.
Efectos colaterales del inventario doméstico. El insoportable peso de los objetos en Bigger Than Life (1956) / Mariel Manrique – Pág: 226.
Amarga victoria (1957). El cine contra la industria / Javier M. Tarín – Pág: 240.
La pasión del individuo en el cine negro de Nicholas Ray / Faustino Sánchez – Pág: 250.
Wind Across the Everglades (1958). El bosque prohibido / Bernard Eisenschitz – Pág: 262.
Hubiéramos debido ser hermanos. Nicholas Ray incendia el cine en The Janitor (1974) / Mariel Manrique – Pág: 279.

V.
Entrevista con Nicholas Ray – Movie (1963) / Adriano Aprà, Barry Boys, Ian Cameron, José Luis Guarner, Paul Mayersberg y V.F. Perkins – Pág: 288.
Rebel! Entrevista con Nicholas Ray – Take One (1977) / Michael Goodwin y Naomi Wise – Pág: 308.
La autobiografía de Nicholas Ray / Susan Ray – Pág: 337.

VI.
Pág : 360.

La revista puede adquirirse bien a través de su página web, como también en las librerías Ocho y medio y de la Filmoteca Española en Madrid, La Central en Barcelona, Railowsky en Valencia y Gil en Santander.

6 respuestas a Colaboración: Shangrila nº14-15 – Nicholas Ray

  1. ¡Enhorabuena por tu colaboración!
    KW

  2. Misterioso objeto al mediodía dice:

    Muchas gracias KW!

  3. un membrillo al sol dice:

    Haciendo eco al reciente post sobre Dziga Vertov, quisiera señalar que la “inscripción del documentalista en el relato” ha dado uno de los films más complejos, hermosos y duros que conozco, y ello de la mano de Wim Wenders (cineasta cuya filmografía no me entusiasma en exceso, pese a que puedo hallar en ella más de una genial excepción), centrada justamente en el rebelde Nicholas Ray: hablo, por supuesto, de Relámpago sobre el agua (“Lightning over water”, 1980), documental cuanto menos asombroso, en el que el cine y el deseo de vida parecen ir juntos de la mano, a pesar del sufrimiento mostrado, y en ese terrible camino hacia la muerte que le toca recorrer a Ray (y junto a él, sus cercanos y amigos), y que una cámara ‘objetiva’ registra en toda su crudeza… Me gusta el momento en el que Wenders se pregunta qué está haciendo, si es legítimo usar la cámara para dar cuenta de un momento tan delicado: la agonía de un ser humano que es, además, un gran amigo y un cineasta admirado por el propio Wenders. La respuesta está, a mi ver, en el propio Ray: “Quiero morir con las botas puestas”, parece decirnos el cineasta norteamericano, que se empeña en que la película siga su curso, pese a ir conviertiéndose, poco a poco, en un danza de la muerte, que roza lo soportable, incluso para el propio espectador, marcando así una línea-pregunta interesante: ¿de qué queremos ser testigos cuando miramos un film? ¿qué nos une y nos mantiene unidos a la visión de un documental?, y ¿hasta dónde alcanza nuestro voyeurismo ante la implacable realidad? ¿la ilusión que está en el seno del gesto cinematográfico permite hacer frente a la muerte de un ser sin caer en la perversión? Preguntas que, a mi humilde ver, son fundamentales y que Wenders tuvo el coraje de enfrentar, imagino que por amor y amistad hacia ese gran cineasta que fue, es, Nicholas Ray.

    Enhorabuena por el magnífico número de Shangrila. Un abrazo

    • J. dice:

      Hola Un membrillo al sol, muchas gracias por tus palabras.

      Desde luego que Relámpago sobre el agua es un documental -y un documento- tremendo en todos los sentidos, tal es así que Ray ‘quiere’ morir con las botas puestas que su última aparición ordenando cortar resulta escalofriantemente espeluznante… En Relámpago, como bien dices, Wenders traspasa (y cuestiona) varias líneas morales así como el voyeurismo y la intromisión cinematográfica alcanzan límites rayanos en lo obsceno.

      Un abrazo.

  4. Luis dice:

    ¡Enhorabuena!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: