Colaboración: Shangrila – Nicholas Ray (extracto)

(…) A lo largo de su obra Ray estructura un lúcido proceso de desvelamiento de la ilusión y la falsedad que entraña el mito del sueño americano a través de un catálogo de situaciones y personajes protagonistas que ejemplifican a la perfección, una y otra vez, el paradigma del fracaso, el desengaño y la inadecuación vital a un sistema social, económico y productivo que exige ciudadanos sin personalidad ni carácter, a merced acrítica de los usos y costumbres del momento, reducidos a su función y conducidos exclusivamente por el egoísmo, la ambición o la codicia, valores que en realidad alimenta y promueve la sociedad norteamericana y que emponzoñan el trasfondo del mito.

(…) El desvelamiento del fracaso -o la imposibilidad- del sueño americano es una labor que se apunta a través de sus personajes en todos y cada uno de sus films. Desde los infructuosos intentos de los adolescentes Bowie y Keechie, en They live by night, por construir un oasis o un espejismo de normalidad, recluidos y asediados por todos, hasta los Inuk, Jesús de Nazaret o Matt Lewis de sus últimas películas, imposibilitados para vivir en una sociedad incomprensible, violenta y corrupta, pasando por la soledad y las oscuridades nocturnas de Knock on any door, In a lonely place y On dangerous ground, donde la ciudad aparece como una jungla insensible, un espacio malsano que expulsa o margina y mantiene en un estado de permanente tensión y violencia a los inhábiles hombres rayanos, y dónde, además, la redención ya es imposible, a menos que haya un desnudamiento o surja el amor en un entorno hostil -como el interior de los torturados protagonistas-.

Sin embargo, tanto el individualismo como la impugnación del sueño americano o la atribución al amor de potencialidades redentoras que constantemente se reflejan en el cine de Nicholas Ray no tendrían de por sí nada de extraordinario si este dispositivo no viniese acompañado de otro factor singular que dota a toda su obra de un alcance fatal y de una dimensión definitivamente trágica: la exigencia del sacrificio, la necesidad de la muerte del protagonista principal, o bien de un personaje cercano, para que se abra la posibilidad de alcanzar alguna clase de redención o sosiego, por frágil que este resulte.

 Del artículo “Antihéroes rayanos: sacrificio contra el sueño americano”, en la revista Shangrila nº 14-15, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: