So dark the night – Joseph H. Lewis (1946)

So dark the night mitad

El segundo proyecto de Joseph H. Lewis para la Columbia, y también su segunda incursión dentro del policíaco, o el thriller, So dark the night, es una de esas obras que terminan sepultadas por el favor y la atención que reciben los principales logros de su director en el campo del noir: The undercover man (1949), Gun crazy (1950) y The big combo (1955).

So dark the night Cassin sin cabeza

El film relata los días de asueto vacacional del maduro Henri Cassin/Steven Geray, un eminente policía parisino, que cae enamorado de Nanette/Micheline Cheirel, la hija de los propietarios de la posada donde se alberga, a su vez hechizada por la procedencia capitalina del ilustre visitante. Pero la noche en la que se oficializa el compromiso matrimonial entre ambos Nanette desaparece junto a su celoso exnovio del pueblo. Ahí comienza primero la espera, luego la búsqueda de los desaparecidos, y finalmente la paradójica averiguación del autor del doble homicidio.

So dark the night sombras

Si bien es cierto que la premisa argumental, tomada de un relato de Aubrey Wisberg, resulta caprichosa, forzada y precedible, también lo es que el film posee varios elementos muy notables para una película que se mueve en las coordenadas de la serie B, donde Joseph H. Lewis desarrolló toda su carrera, desde la conseguida ambientación rural arquetípicamente afrancesada, al sorprendente nivel de dominio y barroquismo visual alcanzado por Lewis ya en aquel momento. Aunque más bien su condición de producto fílmico de segunda línea sea precisamente la razón que justifica tal exceso de atrevimiento.

So dark the night reflejo

El argumento de So dark the night combina el tema del doble, tan caro a la literatura del siglo XIX, desde E.T.A. Hoffmann (Los elixires del diablo, 1815) a Dostoyevski (El doble, 1846) o Stevenson (El extraño caso del Dr. Jekill y Mr. Hyde, 1886), con algunas reminiscencias psicologistas, vagamente freudianas, tan en boga en el cine de aquellos años. Sin embargo, como anticipábamos, el film destaca sobremanera en el aspecto visual, donde los hallazgos son numerosos. Llama la atención la demediada presentación inicial del personaje masculino, la extravagantemente sesgada mirada inicial del personaje femenino (dirigida en exclusiva a los cromados del vehículo del que desciende Cassin), así como las reiteradas asociaciones entre el policía y su reflejo en el agua. En esta línea, resulta una solución coherente e ingeniosa que cuando Cassin vuelve en tren al pueblo veamos la imagen de su rostro a través de la ventana descomponerse por efecto de la lluvia como si fuera un retrato baconiano.

So dark the night B

Finalmente, queremos llamar la atención sobre su singular final, en el que el protagonista, ya descubierto y definitivamente poseído por su particular Mr. Hyde, es abatido de un tiro a través de un cristal por su superior. No obstante, antes de morir, Cassin sufre una alucinación en la que se ve reflejado en un ventanal en el momento de llegar feliz y contento a la posada rural. Con esta proyección visual se exterioriza y actualiza definitivamente la dualidad mental que sufre el protagonista, que no duda en destruir tal imagen (y al hombre que fue) con un atizador.

So dark the night Ventana

Con la aparición de su imagen en el ventanal y su esfuerzo por acabar con su reflejo proyectado y con el soporte que lo contiene esta escena logra multiplicar sus significados. Permite condensar todos los conflictos en los que se confunden molinos con gigantes, la realidad con su reflejo y la esencia platónica con sus sombras cavernarias; pero también puede reflejar la esquizofrénica escisión que a veces tiene lugar entre el actor y su personaje. Y en última instancia, al fin y al cabo hay una proyección y un espectador, no deja de ser una metáfora del embrujo -o la alienación- que provoca el propio aparato cinematográfico.

Una respuesta a So dark the night – Joseph H. Lewis (1946)

  1. Madison dice:

    Love classic movies.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: